Viatge

Viatge

CASA ECOLOGÍA DE LADRILLO

 

Existe un tipo de casa ecológica que es la de ladrillos, y de acuerdo a expertos esta es la técnica más utilizada en la historia después de la madera.

Deberemos tener en cuenta que existen decenas de tipos de ladrillos, y que cada uno tiene unas características distintas sin embargo a continuación conocerás las características generales del ladrillo.

Desde el punto de vista de la bioconstrucción, es mejor el ladrillo de barro sin cocer, ya que para la cocción se requiere una gran cantidad de energía, lo que implica un mayor impacto para el medio ambiente.

Las prestaciones térmicas del ladrillo no son tan buenas como las de la madera y, aparte de colocar aislamiento térmico, deberemos ir con mucho cuidado en las esquinas o en determinados puntos para que no se produzcan discontinuidades en el aislamiento.

La construcción con ladrillos suele requerir en la mayoría de los casos, un mayor grosor de fachada y de las paredes interiores que con los sistemas ligeros de madera. Debido a esto, la superficie útil de nuestra casa se vería algo más reducida que en otros casos.

Con el ladrillo también es importante tener en cuenta el método de unión. Los materiales de unión deberían ser colas a base de cemento, seguros desde el punto de vista de nuestra salud.

Te presentamos algunos de los tipos de ladrillos que podemos usar en nuestra casa ecológica de ladrillo.

Muros de ladrillo calcáreo

 

Los ladrillos calcáreos no son cocidos y, por lo tanto, tienen un mejor balance ecológico que otros ladrillos convencionales. Están compuestos por un 8% de cal y un 92% de arena que se endurecen bajo una presión de vapor.

Tiene malas prestaciones térmicas, por lo que siempre tenemos que reforzarlo con algún sistema de aislamiento. Pero por otro lado, sí que tiene un buen comportamiento acústico y un precio asequible. Otra ventaja es que al tener las caras lisas muchas veces nos podemos ahorrar su revestimiento.

 

Bloques de hormigón celular

 

La fábrica de bloques de hormigón celular tiene mejores propiedades térmicas que el ladrillo calcáreo y un buen balance ecológico en comparación con otros hormigones.

Estos bloques tienen forma prismática, con dimensiones normalizadas, y suelen ser esencialmente huecos además e componen mayoritariamente de arena y se complementan con cal, cemento y yeso.

También tiene una buena oferta de elementos modulares de gran tamaño pero sin dejar de ser manejable en la obra.

Su punto débil es su peor comportamiento a la humedad frente a otros ladrillos. Esto implicará una mayor exigencia al revoco o revestimiento que queramos usar, pues deberemos aislar debidamente el bloque de hormigón celular de la humedad.

 

Pared de piedra natural

 

Para mucha gente la pared de piedra natural tiene un encanto especial además de tener una gran durabilidad, pero también tiene un mal comportamiento térmico y un elevado costo de producción además de que debe reforzarse con aislamiento térmico.

Aun así, no debemos descartar la piedra como revestimiento de fachada o incluso interior, de forma que no tenga que cumplir con ninguna exigencia térmica en cuyo caso conseguimos aprovechar su capacidad de acumulación de calor sin con ello comprometer el aislamiento térmico de nuestra casa.

 

Construcción con barro

 

La construcción con barro es otro de los sistemas que más se ha llevado a cabo al largo de la historia de la construcción debido a que es un material natural presente en casi todo el mundo.

Junto con la madera, es uno de los materiales más preciados en el campo de la bioconstrucción por sus características respetuosas con el medio ambiente y nuestra salud.

Lo cierto es que tiene un buen comportamiento frente al fuego como material incombustible que es, pero también hay que tener en cuenta que, al ser una mezcla natural de arcilla y limo, su composición no es siempre uniforme.

Uno de los puntos débiles del barro es que hay que protegerlo de la lluvia debido a que no es impermeable. La presencia de agua podría llegar a alterar sus características como material y hacerlo menos duradero.

También hay que tener en cuenta que, precisamente por su capacidad de absorber agua, es un material higroscópico, por lo que en el interior de nuestra casa nos ayudará a mantener la humedad a un nivel constante y adecuado.

 

Viatge

Dpel Spa