Anúnciate

Viatge

Esto es todo lo que debes saber sobre un Open House

 

Se denomina Open House a la estrategia inmobiliaria de marketing y se basa sencillamente en ofrecer una jornada de puertas abiertas en una vivienda determinada (normalmente la que se quiere ofrecer tanto como para renta o venta). Se puede visitar libremente si previa cita. Se da un horario y fecha determinados, y así quien, el personal capacitado te estará esperando para realizar un recorrido del inmueble. Esta forma de venta  es muy común en Querétaro y prácticamente en todo el mundo. También se realiza el Open House para inmobiliarias, para que conozcan la propiedad y puedan dar un mejor servicio al cliente que desea verla.

Este evento se hace público y se promociona tanto en internet como con flyers,  o incluso carteles colocados cerca de donde se va a realizar.

Pero una inmobiliaria sabe muy bien que esta estrategia no es tan simple como parece y no todos los propietarios saben qué es un Open House con tanto detalle, como para tener éxito. Es decir, hay que saber cómo hacerlo de forma profesional. A continuación te damos puntos que debes tomar en cuenta:

 

1. El acondicionamiento de la vivienda:

El primer paso – y el fundamental – que tenemos que cumplir antes de abrir las puertas de nuestra vivienda a cualquier visitante es acondicionarla para que luzca su mejor cara. Ese acondicionamiento básico no consiste solamente en limpiar a fondo los muebles, suelos, paredes, puertas, etc. También puede ser necesario redistribuir los muebles, colocar algunas lámparas en lugares estratégicos, sustituir las cortinas antiguas por modernos estores, etc.

 

2. El marketing sensorial:

Una vez limpia y acondicionada la vivienda que vamos a poner a la venta, llega el momento de dar un paso más: preparar las distintas acciones de marketing sensorial que pondremos en práctica durante la jornada de puertas abiertas. El marketing sensorial es una estrategia que intenta influir en la voluntad del comprador a través de diferentes y complementarios estímulos visuales, olfativos, auditivos y táctiles.

Cómo hacer un Open House aprovechando el marketing sensorial?

De muchas y variadas formas más o menos sutiles: preparando pan en el horno o café en la cafetera y dejando que el aroma se filtre por toda la casa, sirviendo bebidas refrescantes si hace mucho calor ese día, colocando mullidas alfombras en los pasillos de la vivienda, aromatizando el jardín con ambientadores de hierba recién cortada, ambientando el salón con una música suave y relajante, etc.

3. El día perfecto:

Para saber cómo hacer un Open House de éxito, elige bien el día para hacer la jornada de puertas abiertas. Este punto dependerá mucho del lugar donde tengas la vivienda en venta, la estación del año en la que necesites vender, etc. Dentro de tus posibilidades, recuerda elegir un día que sea sábado, festivo o laboral dentro de un puente tradicional. Y por supuesto, siempre que sea posible, sin previsión de lluvias, tormentas, nieve, etc.

 

4.    La atención al cliente:

Para que tu jornada tenga éxito, tienes que conseguir que las personas que visitan se sientan, atendidas e informadas. Que un visitante se lleve una buena impresión, no quiere decir que comprará, pero sí que hablará muy bien.

 

Ideas para un open house

Como te decíamos al principio de este artículo, la estrategia Open House ha entrado pisando fuerte en nuestro país. Ahora ya no encontramos una sola inmobiliaria que desarrollen técnicas de open house en nuestra ciudad, sino varias. Y aquí, ser original es la clave para conseguir las visitas. Para ello, puedes aplicar ideas como las siguientes:

1.    Open house digital:

El trabajo se puede hacer de forma presencial: atendiendo a los clientes en la propia vivienda en venta. De forma remota: preparando un recorrido virtual y poniéndolo a libre disposición del futuro comprador a través de Internet.

2.    Open house televisión:

Una de las ideas para un open house innovador es poner un canal de televisión dedicado a mostrar viviendas. Estos está causando furor en países donde la gente tiene poco tiempo y no puede desplazarse personalmente a visitar inmuebles. Es una forma más de aprovechar todas las ventajas actuales de las tecnologías de la imagen y el sonido.

3.    Open house animado:

La fórmula del Open House tradicional es organizar una jornada de puertas abiertas en la que los compradores acceden libremente. Los propietarios del inmueble suelen estar ausentes dejando el trabajo de información a una buena inmobiliaria. Los visitantes acceden a un hogar vacío, sin el alma y los aromas de un hogar felizmente habitado.

Anúnciate

Anúnciate