Viatge

Anúnciate

Y tú, ¿Sabes qué es un remate inmobiliario?

 

Un remate es un proceso jurídico en el  que el banco demanda al propietario por incumplimiento de pago al crédito hipotecario, embargan las propiedades y entra a un proceso. Este proceso es el juicio civil el cual se ordena el rematar el inmueble.

A los bancos no les interesa hacer negocios con los inmuebles, su objetivo es recuperar la inversión del préstamo que otorgaron a través del crédito hipotecario.

Para evitar correr riesgos al adquirir una propiedad en remate bancario es importante que consideres:

 

  1. Investiga las razones por las que está en remate el inmueble, así como su ubicación.
  2. Acude con un notario para conocer la situación legal del inmueble. El notario revisa en el Registro Público de la Propiedad que el inmueble esté en manos de una institución bancaria y no de particulares.
  3. Analiza las condiciones del bien y verificar si en verdad se trata de una buena oportunidad, las condiciones de venta y evalúa, si realmente te conviene.
  4. Evita realizar la operación con terceros, esto podría ser realmente arriesgado. Tal vez sea un coyote, como coloquialmente decimos, y corres el riesgo de que la operación resulte ser un fraude. Verifica quién es la persona que te ofrece el remate del inmueble y  haz el tramite directamente con la institución bancaria que oferte el remate de inmuebles.
  5. Y por ningún motivo llegues a otorgar ninguna cantidad de dinero como anticipo, aunque te digan que es para apartar o iniciar el trámite, puede tratarse de una persona que dice ser quien trabaja para el banco, siempre hazlo directamente con un ejecutivo del banco y en oficinas establecidas por la institución.

 

En muchos de los casos, de acuerdo ha especialistas, se llegan a pedir anticipos que van de los 50 mil a los 200 mil pesos para “apartar” alguna propiedad, aquí podríamos ya estar hablando de un posible fraude, poniendo en riesgo tu economía y patrimonio familiar. Así que manos a la obra y no te dejes sorprender.

Por otra parte, debes considerar que, al adquirir un inmueble a través de una adjudicación por remate, el costo por el pago de impuestos supera al que se pagaría en una operación de compra-venta, pues el comprador cubre gastos que normalmente corresponderían al vendedor, como el ISR (Impuesto Sobre la Renta) que se genera por la venta del inmueble, el cual normalmente es pagado por el vendedor, pero que en el caso de un remate es cubierto por el comprador, así como algunos gastos del juicio.

Dpel Spa

Viatge